sábado, 21 de noviembre de 2015

OLIVER SACKS

Oliver Wolf Sacks (1933, Inglaterra - 2015, Estados Unidos) fue un neurólogo y aficionado a la Química. También es escritor. Y lo digo en presente porque los buenos escritores nunca mueren. Englobados dentro de eso que llaman Divulgación de la Ciencia, sus libros son algo mucho más profundo. Son literatura y de la buena.

Su carrera, tanto científica como literaria, ha tenido múltiples detractores desde los que consideran que su trabajo de investigación es irrelevante, por no ajustarse al método científico cuantitativo y de doble ciego, hasta los que consideran que confundió a sus pacientes con su carrera científica... pero también los hay que lo consideran un profesional "compasivo" con sus pacientes y un gran escritor. A mí, simplemente, me gustan sus libros.

Sus libros son múltiples y no pienso realizar un listado de los mismos. Simplemente voy a comentar algunos de los que más me han gustado:

Despertares. Escrito en 1973, está basado en la propia experiencia del autor que nos relata no solo el descubrimiento de los efectos beneficiosos (solo temporalmente) de la L-dopa (levodopa, precursor metabólico de la dopamina) en el tratamiento de pacientes catatónicos, sino que también muestra como los propios pacientes "curan" al doctor de su falta de capacidades para establecer relaciones sociales.

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero. Escrito en 1985, en este libro se relatan veinte historiales médicos reales que corresponden a pacientes que sobreviven en el difícil mundo de las enfermedades neurológicas. Este libro te pone en el lugar del otro para intentar imaginar y comprender como estas personas se enfrentan y sobreviven a las adversidades diarias.

El tío Tungsteno. Escrito en 2001, este libro refleja mejor que ningún otro que he leído la pasión por el descubrimiento en la Química y la Física. El libro arranca  en 1944, en plena II Guerra Mundial y no para. Experimento a experimento, el niño que fue Sacks va descubriendo los misterios que envuelven la naturaleza.

De reciente publicación, En movimiento. Una vida (2015), es su novela póstuma y mucho más que una autobiografía. Todas las reseñas indican que es la confirmación de las grandes cualidades literarias de su autor (por si todavía existían dudas). Algunas de esas reseñas hablan de Sacks como el doctor beaknit y aunque he de reconocer que un beatnik no es los mismo que un beat, la Generación Beat me gusta y mucho. Buena Ciencia y buena Literatura, una mezcla que ni el mismísimo Jack Kerouac hubiese imaginado... Este libro lo guardo en mi lista de los deseos.


Oliver Sacks en la portada de En Movimiento


Bibliografía: 
- El País, Babelia (14 de noviembre de 2015).
- El Mundo, sección Cultura (11 de noviembre de 2015).
Imágenes:
- Periódico El mundo.
- Bandini.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada